2

Si una tarde de agosto un libro te mira y es un cuento de Capote traducido por Villoro, no lo dudes y pruébalo. Yo no había tocado a Truman, padre de la novela de no-ficción y no sé qué más géneros limítrofes con el periodismo y la gran novela americana, pero escribe como los ángeles. […]