Pues esto es un “no” como un piano de grande. Por su lenguaje barroco, su final decimonónico y a pesar del intento de transmitir el efecto secundario (más allá del asco por el hedor) de encontrar una ballena muerta en una playa. Temática veraniega, ecológica y pseudo trascendental (no somos nada, chica) y cubierta monísma, […]