De los dos relatos el primero me ha dejado más fría que una calle de Oslo a las 5.00 am cualquier día del año. Se trata de la breve narración de una leyenda japonesa que no aporta nada nuevo en lo formal y poco en el contenido. En el segundo, Humor vítreo, la cosa cambia […]