2

Agridulce, como suele ser la vida, cuando su valor estético no pasa de la justa y mínima corrección, y su principal mérito es evadirte a Cerdeña las dos tardes que te entretiene de la mano de una estrambótica familia, como lo son todas las que en el mundo han sido, con padre desaparecido, madre etérea, […]

1

Necesitaba sacudirme de encima el regusto amargo que me había dejado el islandés y este Mal de piedras sardo lo ha conseguido, por eso ha caído en un día. Me ha gustado esta historia de una mujer que camina por el filo de una locura resuelta a través de las ganas de querer a alguien. […]