Uno de los placeres de la vida es estrenar biblioteca. Descubrir una o poder entrar en alguna que por horarios de trabajo no hubieras podido, por ejemplo. La compleja conciliación del curro y los libros, ya sabéis. El caso es que te permite bucear en baldas que jamás habías tocado y encontrar títulos que jamás […]