El teniente Gustl, de Arthur Schnitzler

Escuché a mi oráculo bibliófilo y aquí cae mi primer libro del autor de “Relato soñado” (versionado por Kubrick en “Eyes Wide Shut”). Judío austríaco de principios del SXX habemus, oye, ¿qué desayunaban en Viena al final del XIX y principios del XX los escritores? A Roth y Zweig hay que añadir ahora (yo) a Schnitzler. Pedazo monólogo interior (de los primeros de la literatura europea dice la contra) con una ida de olla descomunal a partir de un incidente aparentemente leve y con final espectacular. Aquí nos saltan a la cara las convenciones sociales, la hipocresía y el esnobismo (en el contenido) en un monólogo incontenible que si lo ponemos en contexto tuvo que ser una bomba literaria. Una joyita, vamos.

Recomendación: a gustosos de relato breve de cuatro tenedores.

Foto cabecera: lindiceonline.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .