Mal de piedras, de Milena Agus

Necesitaba sacudirme de encima el regusto amargo que me había dejado el islandés y este Mal de piedras sardo lo ha conseguido, por eso ha caído en un día. Me ha gustado esta historia de una mujer que camina por el filo de una locura resuelta a través de las ganas de querer a alguien. Estilo fresco, con aroma rústico italiano, (últimamente los sabores y colores literarios de esa tierra me salvan los muebles), bien escrita y -difícil- bien terminada, más bien «abotonada», dado el personaje principal y el argumento. ¿Soy la única que huele a Gabo en el tratamiento de la historia?, ¿o me dejó tan congelada el vikingo ayer que con sólo tocar algo latino me he derretido? Tengo que poner las respuestas a macerar.

Recomendación: A quien quiera leer una historia de mujeres escrita con delicadeza que deja buen cuerpo.

1 Comment

Leave a Comment

  1. Me ha gustado «Mal de piedras», con un final bordado, pero aún más «Mientras duerme el tiburón», la primera novela de Agus y por la que he llegado al best-seller. En el primer abordaje literario de la italiana se cuela ya todo su universo onírico, pero con mayor riqueza de personajes y temas. Estoy atrapada por el lenguaje suave y personal de Agus, un poco «Amélie» si se quiere, y espero atacar pronto su tercera novela publicada en España, «Las alas de mi padre», que es en realidad su segunda novela escrita, anterior a «Mal de piedras».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.